Aton en la Mitología Egipcia: Descubre el Poder del Dios del Sol

Relacionado:Explorando el Misterio de los Deir: Un Viaje a través de la Mitología AntiguaExplorando el Misterio de los Deir: Un Viaje a través de la Mitología Antigua
Índice
  1. El nacimiento de Aton
  2. Características de Aton
    1. Simbolismos y representaciones
  3. El culto a Aton
    1. La revolución de Ajenatón
    2. El arte amarniense
  4. El declive del culto a Aton
    1. Después de Ajenatón

El nacimiento de Aton

En las arenas del tiempo, la mitología egipcia dio a luz a una vasta panoplia de dioses y deidades.
Entre ellos, Aton, representado como un disco solar, ocupa un lugar singular en el panteón
egipcio. Su culto se vio intensificado durante el reinado del faraón Amenhotep IV, más conocido como
Ajenatón, quien lo elevó a la posición de deidad principal en una tentativa de monoteísmo.

Relacionado:Heka: El Poder Mágico en el Corazón de la Mitología EgipciaHeka: El Poder Mágico en el Corazón de la Mitología Egipcia

Relacionado:Taor: Misterios y Revelaciones en el Corazón de la MitologíaTaor: Misterios y Revelaciones en el Corazón de la Mitología

Características de Aton

A diferencia de otros dioses egipcios, Aton se representaba sin antropomorfismo alguno,
siendo un disco solar del que emanaban rayos terminados en manos, entregando vida y prosperidad.

Relacionado:Toth, el Dios del Conocimiento en el Antiguo Egipto: Explorando Su Legado MitológicoToth, el Dios del Conocimiento en el Antiguo Egipto: Explorando Su Legado Mitológico

Simbolismos y representaciones

Aton simboliza la fuerza vital presente en cada ser viviente, su luz se extendía para todos por igual,
representando un dios justo y universal. La iconografía de este periodo muestra a Aton iluminando
a la familia real, destacando su importancia como fuente de vida.

Relacionado:Descubre a Ammón: Revelando los Misterios del Antiguo Dios de la Mitología EgipciaDescubre a Ammón: Revelando los Misterios del Antiguo Dios de la Mitología Egipcia

Relacionado:Ammyt: Descubriendo al Devorador de los Muertos en la Mitología EgipciaAmmyt: Descubriendo al Devorador de los Muertos en la Mitología Egipcia
  • Disco solar con rayos
  • Rayos que terminan en manos
  • Ausencia de forma antropomórfica

El culto a Aton

Relacionado:Anhur: Explorando el Poder y los Mitos del Feroz Dios Egipcio de la GuerraAnhur: Explorando el Poder y los Mitos del Feroz Dios Egipcio de la Guerra

Relacionado:Descubriendo Gosén: La Tierra Prometida en la Mitología y su SignificadoDescubriendo Gosén: La Tierra Prometida en la Mitología y su Significado

El ascenso de Aton como la deidad suprema se entrelaza indeleblemente con el reinado de
Ajenatón.

Relacionado:Descubriendo Hator: La Diosa Egipcia del Amor y la AlegríaDescubriendo Hator: La Diosa Egipcia del Amor y la Alegría

La revolución de Ajenatón

Quizás también te interese:  Descubre el fascinante poder y misterio de Anubis: la figura enigmática de las deidades egipcias

El faraón Ajenatón estableció una nueva capital llamada Ajetatón ('Horizonte de Aton') en el lugar que
actualmente se conoce como Amarna. Allí, propagó la adoración exclusiva a Aton, desmantelando el
culto a Amón y cerrando sus templos, lo que le granjeó la enemistad del poderoso clero de Tebas.

El arte amarniense

Esta era está caracterizada también por un cambio en el arte, con un estilo más naturalista y una
representación más íntima de la familia real. Aton fue centro de este arte, vinculándolo
siempre a la figura de Ajenatón y su esposa Nefertiti.

El declive del culto a Aton

Quizás también te interese:  Ankh: El Antiguo Símbolo Egipcio de la Vida y su Significado a Través de los Siglos

Después de Ajenatón

Tras la muerte de Ajenatón, el culto a Aton entró en declive. El faraón
Tutankamón, originariamente bautizado como Tutankatón en honor al disco solar, cambió su
nombre en un esfuerzo por restaurar el culto a Amón y revivir las prácticas religiosas tradicionales.

  1. Restauración del culto a los viejos dioses.
  2. Reubicación de la capital en Tebas.
  3. Renombre de Tutankatón a Tutankamón.

Entradas relacionadas

Go up

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información